miércoles, 1 de octubre de 2014

Quién consume a quién

El tabaquismo es responsable de que anualmente mueran más de cinco millones de personas en el mundo. Es la principal causa de muerte, enfermedad y discapacidad. En poco más de una década las muertes producidas por el consumo de tabaco se han triplicado. La mitad de las personas que fuman muere por una enfermedad relacionada con el tabaco. Los fumadores viven de diez a quince años menos que los no fumadores; y con una calidad de vida bastante reducida. Enfermedades como el cáncer de pulmón, la angina de pecho y la bronquitis crónica las padecen, casi exclusivamente, personas que fuman. Pulmones, corazón y estómago son los órganos más afectados por el humo del tabaco. Éste también provoca daños importantes en el feto (y encima cada vez fuman más mujeres). La combustión del humo desprende monóxido de carbono, un gas tóxico similar al que expulsan los coches por el tubo de escape. En los cigarrillos, los productos que no se queman completamente forman un polvo negruzco parecido al hollín de una chimenea. Una persona que fume una cajetilla de tabaco a diario introduce en los pulmones cada año más de tres cuartos de litro de ese peligroso polvo. El componente principal del mismo es una sustancia cancerígena llamada benzopireno. La nicotina es el alcaloide causante de la adicción. Basta con fumar unos pocos cigarrillos para volverse adicto. Si la nicotina fuera inyectada de forma intravenosa a una persona, la cantidad contenida en dos o tres cigarrillos sería suficiente para matarla. Y una gota de nicotina introducida en el pico de una paloma le causa la muerte. Estos ejemplos muestran claramente que la nicotina es un veneno muy potente. Por otra parte como la misma tiene un sabor amargo la industria tabaquera añade sustancias a los cigarrillos para que fumar sea más agradable y más adictivo. Sin embargo pienso que cuando una droga es legal debe estar controlada exhaustivamente por el Estado; y lo dado es que éste impida su adulteración. Pero en el caso del tabaco a los gobiernos no les interesa prohibir la misma porque recaudan mucho dinero con el elevado impuesto que lo grava.
  
Principales sustancias que contiene el cigarrillo

    Por otra parte, quienes comienzan a fumar lo hacen en grupo a edades tempranas por imitación, por curiosidad, por un sentimiento de inferioridad, por parecer mayores, etc. Hay jóvenes que dicen rebelarse contra el sistema establecido; pero al acabar consumiendo alcohol y tabaco demuestran ser incongruentes y nada revolucionarios, pues contribuyen al aumento de los beneficios de grandes empresas que se lucran a costa de la salud de la gente. Por otra parte una persona adulta y madura, bien informada y consciente de sus actos, no se inicia en el tabaco. Fumar es una aberración, una forma de envenenarse lenta pero segura; y alguien realmente evolucionado no lo hace. La primera experiencia de una persona con el tabaco suele ser bastante desagradable: tiene accesos de tos, le dan náuseas o incluso llega a vomitar, etc. Tras ella no quedan ganas de repetir. Pero la presión del grupo induce a la persona a otra experiencia. En el segundo cigarro el organismo ya no reacciona de forma tan violenta porque ha elaborado sustancias que neutralizan en parte la acción del veneno. El tercero ya “sabe” mejor. Y cada cigarro que la persona fuma después le va produciendo más placer, en progresión ascendente. Ese placer, por tanto, empuja al hábito y cuando el mismo domina a la persona se llega al vicio. Y así es como se emprende el camino del sometimiento y la dependencia. Hay individuos que se engañan a sí mismos diciendo que fuman cuando quieren. La realidad es que la mayor parte de los consumidores de tabaco son fumadores diarios y sólo una minoría es capaz de fumar esporádicamente. Además la mitad de los fumadores que intentan dejarlo no lo consiguen. Pero merece la pena seguir intentándolo, pues de lograrse se gana mucho. Los primeros días sin fumar –e incluso el primer mes en algunos casos- se pasa bastante mal, pues el organismo se había acostumbrado a funcionar con una excitación continua y la supresión de la nicotina provoca nerviosismo, ansiedad y mal humor. Además de una voluntad decidida, también ayuda a dejar de fumar realizar alguna actividad relajante que obligue a tener las manos ocupadas, con el fin de sustituir toda una conducta gestual que empieza con el chasquido del mechero. No quiero terminar sin hablar de los polémicos cigarrillos electrónicos. Son menos tóxicos pero no son inocuos. La combustión de un cigarrillo convencional es muy tóxica porque el humo contiene muchas sustancias perjudiciales, pero la vaporización de un cigarro electrónico hace que la nicotina líquida que lleva también llegue a la sangre a través de los pulmones. Por lo tanto la postura más saludable e inteligente es abstenerse de ambos.

Publicado en Heraldo de Soria el miércoles 8 de octubre de 2014

lunes, 1 de septiembre de 2014

Ganadería, ocio y arte en el Monte Valonsadero

La leyenda de que Valonsadero fue donado a la ciudad de Soria por una señora desconocida carece de fundamento. Lo prueban el Fuero de Soria de Alfonso X -de 1256- y la Historia.  El más importante y avanzado fuero de todos los concedidos a la ciudad hace referencia al pastoreo, al corte de leña, a la siembra, a la siega de la hierba, a la caza y a la pesca en su Título III “La guarda y la Defesa de Valfonsadero”. Ese fuero es la primera referencia escrita que se tiene de la regulación de las mencionadas actividades. Aunque el aprovechamiento del monte desde hacía siglos ya había quedado reflejado en las pinturas rupestres que hay en el mismo. En el siglo pasado la actividad ganadera fue yendo a menos y ahora únicamente se utiliza para ganado vacuno. Y en cuanto al aprovechamiento de la madera decir que en la actualidad sólo se hacen limpiezas forestales. Por otra parte, hasta 1664 el monte fue propiedad de Los Doce Linajes (los más poderosos de la ciudad) y el Común de los Vecinos a partes iguales (50%). A partir de ese año el Ayuntamiento adquiere un tercio del mismo. En 1836 desaparece el Común y el Ayuntamiento se hace con dos tercios hasta 1863, cuando gana judicialmente el tercio restante y pasa a ser el único propietario del monte en representación de todos los ciudadanos.
 
Vista panorámica de Valonsadero con el pico Frentes al fondo
   
   Situado a escasos kilómetros de la capital soriana, el Monte Valonsadero –declarado de utilidad pública en 1862- es un espeso robledal con una superficie de casi 2.800 hectáreas. Sus límites son la Junta de los Ríos por el Norte, el Pinar del Cubillejo o Pinarcillo por el Este, el barrio de Pedrajas por el Oeste; por el Sur está cerca del pico Frentes (1.375 metros), que es un Punto de Interés Geológico (PIG) y que puede divisarse desde casi todos los lugares del Monte Valonsadero. En dicho monte también pueden verse restos de una antigua calzada romana y dos puentes (el puente Pedrajas y el emblemático puente medieval del Canto). También existe una antigua necrópolis medieval. En Valonsadero hay grandes praderas y extensas vegas. Combina la vegetación propia de monte (robles, pinos, encinas, etc.) con la vegetación propia de ribera (chopos, abedules, nenúfares, etc.) debido a los dos ríos (Duero y Pedrajas) que pasan por el monte. Abundan los majuelos, los rosales silvestres y las zarzamoras. También hay varias especies micológicas comestibles: senderillas, champiñones, nícalos, setas de cardo, migueles (boletus edulis), amanitas caesareas, etc. Tiene una gran riqueza natural por su belleza paisajística, por sus interesantes formaciones geológicas –vestigio del transcurso de los canales que discurrían por el monte como brazos de río- y por su variada fauna. En Valonsadero pueden verse las más diversas especies animales, tales como liebres, conejos, jabalíes, zorros, ardillas, gatos monteses, nutrias, murciélagos, ciervos, corzos, milanos, reptiles en las rocas (como por ejemplo el bonito lagarto ocelado), etc.  Por todo lo anterior el monte fue catalogado como zona natural de esparcimiento en el año 2005.  Y además de ser el escenario de diversos actos de las Fiestas de San Juan, a los que asiste mucha gente, ofrece la posibilidad de realizar varias rutas de senderismo. Caminar por el monte es, sin duda, una forma de ocio muy saludable y relajante. La guía de los senderos de Valonsadero se encuentra en la Oficina de Turismo de Soria.
 
En  "El Mirador" hay símbolos abstractos, naturales y antropomorfos

   Por otra parte, este monte también cuenta con una gran riqueza cultural por la existencia de pinturas rupestres, que tienen una antigüedad de unos 4.500 años. Son pinturas esquemáticas, de color rojo, del Calcolítico y la Edad del Bronce. Reflejan la forma de vida de nuestros antepasados. Fueron realizadas por pastores nómadas en covachos de roca arenisca y en ellas pueden verse animales, figuras humanas, plantas, el sol, etc. Hay escenas de pastoreo, caza, siembra, recolección de fruta, etc. El abrigo llamado “El Mirador”, cercano a Cañada Honda, es considerado por algunos la Capilla Sixtina del arte rupestre de Soria: además de ser uno de los que mejor se conserva, es de los que más figuras y formas representadas posee.  Las pinturas, pese a parecer más simples que las del Paleolítico, son sin embargo más evolucionadas e invitan a la imaginación. Hay más de 30 abrigos repartidos por todo el monte. Han sobrevivido a los actos vandálicos –realizados mayormente por ignorancia-, a las grandes diferencias de temperatura entre el día y la noche y a la existencia de numerosas canteras en el monte, de las cuales se extrajeron las rocas necesarias para construir iglesias del románico como los Arcos de San Juan de Duero o la Concatedral de San Pedro. Estas pinturas rupestres fueron descubiertas por Teógenes Ortego en 1951. Posteriormente, en 1979, el doctor en Prehistoria Juan Antonio Gómez Barrera realizó los calcos de las mismas basándose en los trabajos previos de su descubridor y en el año 2001 publicó uno de los mejores libros de arte rupestre de la península, titulado Pinturas rupestres de Valonsadero y su entorno. Las pinturas, además, fueron declaradas Bien de Interés Cultural (BIC) en 1985. Y Valonsadero también ha sido incluido en un Itinerario Cultural Europeo, llamado Caminos de Arte Rupestre Prehistórico.


Publicado en Heraldo de Soria el viernes 5 de septiembre de 2014

viernes, 1 de agosto de 2014

La adicción al teléfono móvil

La mayoría de la gente se asombra cuando le digo que no tuve móvil hasta que cumplí 34 años. Se me quedó grabada en la mente la respuesta de una persona; tras mi comentario me dijo que era un gran amante de la libertad. Y es verdad. Al principio no sentía la necesidad de tenerlo. Llamaba a mis amigos por el teléfono fijo y quien quería localizarme lo tenía fácil, pues paso bastante tiempo en casa. Hasta que un día me pidieron un número de móvil en la Oficina de Empleo; y también comenzaba a requerirse en solicitudes de oposiciones y bolsas de trabajo. Y aunque falto poco de casa pensé que las cosas no están como para arriesgarse a perder un trabajo, ya que si llaman al fijo y no se contesta pasan al siguiente de la bolsa. Mi madre ya llevaba tiempo animándome a que tuviera móvil y hasta decía que me lo regalaba. Y el día que cumplí 34 fui a una tienda de una compañía de telefonía, que fue la que me “regaló” el aparato a cambio de hacer un contrato con un compromiso de permanencia de año y medio. Y ha resultado ser un teléfono muy bueno, pues cuatro años después sigo con él. Aunque parezca extraño todavía funciona perfectamente. Hasta se me ha caído dos veces y no le ha pasado nada. No es japonés, pero parece indestructible. Un día se me pasó por la cabeza comprarme un teléfono inteligente, que es como llevar un pequeño ordenador en el bolsillo. Pero finalmente lo descarté. Una vez que salgo de casa no quiero estar pendiente de Internet y mucho menos de la aplicación de mensajería WhatsApp. Quiero que me dé el aire paseando tranquilamente o charlar y merendar con los amigos. Leo y escribo con el ordenador, por lo que no me apetece fijar la mirada en más pantallas. Por cierto, leí en una revista que la gente miraba el móvil una media de 150 veces al día. Los jóvenes, en general, son los que más horas pasan mirando la pantalla del móvil y del ordenador. Yo la llamo “generación pantalla”. Están demasiado entretenidos. Tanto que bastantes descuidan los estudios. El Gobierno además estará ufano, pues mientras están abducidos por la tecnología éste hace y deshace a su antojo sin que protesten.


   Me parece estupendo que el abaratamiento de la tecnología la haya hecho accesible a mucha gente, pues creo que la misma es un derecho, no un privilegio. Sin embargo pienso que debe hacerse un uso racional de la misma para evitar depender de ella. Puede enganchar hasta el punto de aislar a las personas, perdiendo así la comunicación con los más cercanos. De hecho hay bastantes grupos de amigos que cuando salen a la calle están más pendientes del móvil que de realizar juntos alguna actividad. Es muy habitual ver a grupos de chavales sentados, con la cabeza agachada mirando la pantalla del móvil. Así, no es de extrañar que cada día haya más gente alelada.

   Los psicólogos aconsejan que los chavales no tengan móvil hasta los 15 años. Es algo razonable. No conviene que vean el móvil como un juguete y es importante que hagan un uso inteligente del mismo. Se ha llegado a una situación en la cual la mayoría de la gente joven padece el síndrome de la nomofobia (palabra procedente del inglés “no mobile phone phobia”). Se trata de un miedo irracional a salir de casa sin el móvil. Este hecho me hace reflexionar sobre la sociedad que se está creando. No sólo cada vez está más llena de zombis, sino también de personas enfermas.

Publicado en Heraldo de Soria el miércoles 6 de agosto de 2014

martes, 1 de julio de 2014

Una droga dura aceptada socialmente

La Organización Mundial de la Salud considera que el alcohol es una droga dura por sus consecuencias sociales. Posiblemente la peor de todas las drogas. De hecho es la única cuyo síndrome de abstinencia puede provocar la muerte. Todo el mundo sabe los problemas y desgracias que el alcohol causa en la sociedad: maltrato familiar, divorcios, peleas, accidentes de tráfico y laborales, incapacidades, enfermedades, suicidios, crímenes cometidos bajo sus efectos, etc. Pero como su consumo está aceptado e incluso promovido socialmente bastantes personas no lo consideran una droga. Además hay una gran estructura económica en torno al alcohol: el Estado recauda mucho dinero con el impuesto que lo grava y a la numerosa gente que vive de él no le interesa que el consumo se reduzca y lo publicita. Aunque afortunadamente su publicidad en televisión es cada vez menor. Sin embargo todavía pueden verse anuncios de bebidas destiladas en vallas publicitarias y en Internet.
  
   La mayoría de las personas comienza a beber alcohol en la adolescencia. Los fabricantes de bebidas saben el tirón que tiene el alcohol entre la juventud y enfocan su publicidad hacia ella. Los jóvenes se inician en su consumo en fiestas o celebraciones, por ser aceptados en el grupo, por parecer adultos, etc. El caso es que cuando llevan varios años habituados a beber en demasía todos los fines de semana pueden desarrollar una adicción, aunque muchos no lo crean. El alcoholismo tiene grados y existen alcohólicos de fin de semana. Y también hay personas que pueden estar sin beber un mes o más, pero el día que están deprimidas comienzan a beber de manera incontrolada. Aunque sin duda el caso más grave es el del bebedor diario que necesita su dosis a primera hora de la mañana. También hay personas que cuando tienen un problema beben para tratar de olvidarlo. No lo recuerdan el tiempo que dura la embriaguez, pero pasada la misma el problema vuelve a la mente y con los daños que ha ocasionado a la salud la excesiva ingesta de alcohol.


   Hay gente que piensa que el alcohol es menos perjudicial que el tabaco. Sin embargo no es así, ya que ambos tóxicos provocan un número similar de enfermedades. El alcohol afecta a todos los órganos, y muy especialmente al hígado, a los riñones, al corazón y al cerebro. España ocupa uno de los primeros puestos de Europa en mortalidad por cirrosis (cáncer de hígado), algo que no es de extrañar pues es uno de los lugares del mundo donde más alcohol se produce y se consume. La ingesta de alcohol también es responsable de una reducción de la esperanza de vida. Por ejemplo, en Rusia –un país desarrollado- averiguaron que la causa de la baja esperanza de vida (menos de 70 años) es el elevado consumo de vodka. Por otra parte las personas bebedoras tienen una menor calidad de vida, ya que son propensas a padecer infecciones. El consumo de alcohol provoca el debilitamiento de la especie humana y es causa frecuente del nacimiento de hijos discapacitados. Por estas y otras razones es preciso desterrar una serie de mitos que acompañan a la bebida. Ésta no es un alimento ni una medicina, sino un tóxico. No da fuerza, es solamente una impresión momentánea. Una vez que el alcohol entra en la sangre tiene efecto anestesiante. Tampoco es cierto que ayude a vencer el frío, pues tras la sensación inicial de calor al ingerirlo cuando llega a la sangre provoca una vasodilatación periférica y el calor sale por los poros de la piel, con lo cual favorece el enfriamiento del organismo. El alcohol se comporta en el cuerpo como un frigorífico, que enfría porque saca el calor de un habitáculo cerrado.
   
   Por otra parte, el alcohol causa alienación mental en las personas. Anula la capacidad crítica y adormece las conciencias. De ahí que los gobiernos prefieran a jóvenes reunidos haciendo botellón que en movimientos asamblearios como el 15-M. Los del botellón no piensan y los del 15-M hacían pensar. Y las personas cultas y con ideas son un peligro para los gobiernos. Para tener una mente lúcida es necesario evitar el alcohol, ya que provoca alteraciones de la memoria.  La atención, la asociación de ideas, el juicio y el raciocinio se ven afectados por la bebida. Por lo que para nada ayuda a discurrir. Que personas con gran talento -e incluso genios- hayan bebido no significa que discurrieran gracias al alcohol, sino a pesar del mismo. En definitiva, ni el talento, ni la alegría ni la felicidad están dentro de una botella. El alcohol no es más que un veneno altamente adictivo y una persona ebria es un ser intoxicado que no aporta nada bueno a la sociedad.


Publicado en Heraldo de Soria el jueves 3 de julio de 2014

domingo, 15 de junio de 2014

La prostitución: oficio y negocio

Se dice eufemísticamente que la prostitución es “el oficio más viejo del mundo”, pues es conocida desde que hay registros históricos y en todas las sociedades. Ya en la antigua Grecia se practicaba: en artesanía de esa época puede verse alguna escena sexual en la que aparece colgada de la pared una bolsa para monedas. Tener sexo a cambio de dinero es una actividad llevada a cabo por personas de ambos sexos, aunque es más frecuente en mujeres. En el sexo masculino, la prostitución ha cobrado auge con la figura del gigoló, el joven que se prostituye con señoras mayores a cambio de dinero y regalos.

   El marco legislativo de la prostitución es diferente en cada país.  Hay países en los que la prostitución es ilegal y en algunos de ellos incluso es castigada con la pena de muerte. En otros es legal, aunque sí que está penado el proxenetismo. Y en algunos países la prostitución es legal y además está regulada. En mi opinión la prostitución debe ser legal y regulada, para que las personas que la ejercen voluntariamente tengan unas garantías de seguridad, laborales e higiénicas. La finalidad de la regulación es el control de las enfermedades de transmisión sexual y la reducción de la esclavitud (sexual). Parto de la idea de que la prostitución no va a desaparecer porque hay personas que alquilan su cuerpo por dinero, fundamentalmente por necesidad, y otras acuden a ella para satisfacer su deseo sexual o para encontrar lo que no tienen con sus parejas. También la prostitución va a seguir existiendo por la creciente soledad de los seres humanos, sobre todo de las grandes ciudades. De hecho en la sociedad actual hay una gran carencia de afectividad: hay hombres que también acuden a clubes de alterne a conversar con las prostitutas, no sólo a tener sexo con ellas.
 
Esta ilustración en una copa muestra que la prostitución ya existía en la antigua Grecia 

   En España la prostitución es legal, pero no está regulada. Sí están penados el proxenetismo y la trata de blancas. Sin embargo las prostitutas están desprotegidas laboralmente porque no tienen derecho a ser dadas de alta en la Seguridad Social ni pueden trabajar como autónomas. Siendo legal la prostitución es un hecho contradictorio y el reflejo de una moralidad hipócrita. Sin estar dadas de alta en la Seguridad Social pueden ser explotadas con más facilidad, laboral y económicamente hablando. Cuando se da esta circunstancia no se considera delito debido al vacío legal existente. Se considera delito el proxenetismo, que es una forma moderna de esclavitud. Los proxenetas engañan a las prostitutas con falsas promesas de trabajo en España y una vez que llegan a nuestro país les dicen que han contraído una deuda y las obligan a prostituirse. Es un secuestro y las mujeres son amenazadas e incluso padecen la violencia física de sus captores. Pocas mujeres denuncian su caso en la Policía, ya que al estar desprovistas de documentación se encuentran en una situación irregular. Y de no intervenir la misma, es un círculo vicioso del que es casi imposible salir. Lo malo es que el nuevo Código Penal abre el camino a la regularización del proxenetismo, ya que el proxeneta puede eludir la pena si la prostitución no es ejercida en condiciones “gravosas, desproporcionadas o abusivas” o la persona prostituida podría haber tenido “otra alternativa”. La persona que sea pillada obligando a prostituirse a alguien debería ser fuertemente multada y encarcelada, y no los clientes de las prostitutas ni éstas; ellas son las víctimas de la explotación. En definitiva, las mujeres, hombres o transexuales que ejerzan la prostitución que lo hagan con libertad y protección legal. Y las personas que se vean abocadas a prostituirse por su situación económica o a la fuerza deberían ser ayudadas para que su vida recobre la dignidad.


Publicado en Heraldo de Soria el jueves 19 de junio de 2014

domingo, 1 de junio de 2014

Podemos, un fenómeno social y político

La eclosión del grupo Podemos en el espectro político tras las elecciones europeas ha provocado un auténtico terremoto. De no hablarse casi de él en los medios durante la campaña electoral, ha pasado a ser noticia en todos ellos al conseguir cinco diputados en el parlamento europeo en tan sólo cuatro meses de existencia. Está formado por gente muy preparada de diversa procedencia: politólogos que además son profesores universitarios, como Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero o Íñigo Errejón (jefe de campaña de Podemos), un científico del CSIC (Pablo Echenique), el impoluto exfiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo, etc. Se trata, en mi opinión, de un grupo político que ha canalizado la indignación y el descontento del movimiento social 15-M. Ha recibido votos de personas de izquierdas –que de no haber existido Podemos se hubiesen abstenido- y de bastantes personas que han dejado de votar al PSOE. De la derecha ha recibido menos: el votante conservador es más fiel a la hora de votar y suele hacerlo a un único partido, al PP. Aunque en estas elecciones también ha habido votantes del PP que se han abstenido. Éstas han sido un aviso serio a los dos grandes partidos, que han perdido entre los dos cinco millones de votos, no llegando juntos al 50%. Era algo que se veía venir, por la mala gestión que han hecho de una crisis que ya se prolonga demasiado. Ambos partidos han demostrado que no tienen la voluntad de hacer las cosas de otra forma y así no se acaba con la dramática situación que viven muchas personas del país. Aplican una política que consiste en mantener vigente el sistema capitalista, que se basa en endeudar y esclavizar a bastante gente, con lo que una minoría concentra la mayor parte de la riqueza. Los dos grandes partidos (PP y PSOE) han inyectado bastante dinero público a la banca, pero éste sigue sin llegar a las familias y a las pequeñas empresas. Y eso unido a la subida de impuestos a la clase trabajadora y a la bajada de salarios ha propiciado una reducción del consumo que ha llevado a la economía al borde del colapso. Encima el FMI aconseja subir el IVA y bajar los salarios de nuevo, medidas que nos hundirían todavía más en la miseria, como ya ha ocurrido en otros países que se han aplicado.
 
Cartel electoral de Podemos para las elecciones europeas

   Por otra parte, el funcionamiento de Podemos es diferente al de los demás partidos. Se financia a través de crowdfunding, es decir, con aportaciones voluntarias de la gente que simpatiza con él, sin pedir dinero a los bancos. Así no está supeditado a ellos y de este modo se puede lograr una economía al servicio de las personas y un gobierno donde el pueblo sea el verdadero soberano. También hace un ejercicio de transparencia publicando sus cuentas en su página web. Además cada uno de sus cinco diputados electos no cobrará más de tres salarios mínimos, es decir, algo menos de 2.000 euros frente a los 8.000 (como mínimo) que cobran los demás eurodiputados. Sin duda esta forma de gestionarse contribuye a una regeneración de la vida política en España, muy afectada por los numerosos casos de corrupción. Aparte, Podemos es un grupo que fomenta la participación ciudadana a través de reuniones asamblearias (denominadas círculos), en los que personas de distinta procedencia debaten de política y proponen ideas para elaborar el programa electoral. Éste incluye, entre otras medidas, la auditoría de la deuda española, la eliminación de los paraísos fiscales, la prohibición de las “puertas giratorias”, la jubilación a los 60 años, una renta básica universal y un salario máximo. La aplicación de las mismas conduciría a una sociedad más justa al reducirse notablemente el abuso de poder y la desigualdad.

   En definitiva, Podemos es un soplo de aire fresco en la vida política española, con mucha savia joven. Es la esperanza de poder cambiar este sistema agotado y enfermo de corrupción. Pronostico que cada vez tendrá mayor apoyo de la ciudadanía; de ahí que otros partidos lo vean con recelo, ya que políticos de los mismos tienen miedo a dejar de ocupar cargos y por lo tanto a perder sus privilegios. Los ataques son especialmente virulentos por parte de periodistas y políticos de la derecha, que lanzan dardos envenenados para tratar de desprestigiar este ilusionante fenómeno social y político que da sus primeros pasos con fuerza, convicción y determinación. Que "ladren" tanto es señal inequívoca de que Podemos avanza.

jueves, 15 de mayo de 2014

Machado, poeta y filósofo comprometido

Este año se han cumplido setenta y cinco años de la muerte del insigne poeta Antonio Machado y veinticinco de la declaración de su obra como valor universal por la UNESCO. Por ambos motivos se están realizando diversos actos en conmemoración del gran poeta hispalense. Los mismos son un merecido homenaje a su enorme talla intelectual y humana. Machado fue un hombre culto, humilde y austero, con un marcado compromiso social, adelantado a su tiempo por sus ideas avanzadas. Era un hombre moderno; y como a todo romántico le dolía que España no progresara humana, política y culturalmente. De ahí su decidido y claro apoyo a la Segunda República, un régimen político democrático que abría la puerta a un cambio profundo (al traer más libertad e igualdad), tumbado por militares golpistas reaccionarios, que tenían el respaldo de la mayoría de la derecha y de la Iglesia. Así se impidió la democracia y el país no pudo culminar la salida de su gran atraso, causado fundamentalmente por el alto índice de analfabetismo, sobre todo en el medio rural. Machado dio su vida por la República (al igual que otros dos ínclitos poetas como Federico García Lorca o Miguel Hernández) y murió en el exilio, en la localidad francesa de Colliure, donde está enterrado junto a su madre, Ana Ruiz.

Tumba de Machado, en Colliure
   
   Además de un poeta excelso también fue un magnífico filósofo. En su obra poesía y filosofía van íntimamente unidas. Lo que acontece a Machado en su vida se ve reflejado en su obra literaria. En su bella e inmortal poesía, por ejemplo, nos hace partícipes de los recuerdos de su infancia o de su profundo dolor y soledad por la temprana muerte de su esposa Leonor Izquierdo. Su fallecimiento produce en el poeta un gran abatimiento que deviene en una lírica profunda. Machado también es el poeta que mejor describe el paisaje castellano (y particularmente el soriano). Éste le gusta pero es crítico con la mentalidad cerrada y conservadora que predomina en “las gentes de Castilla” a comienzos del siglo veinte, que según él “desprecian cuanto ignoran”. Por otra parte, la poesía de Machado está llena de símbolos. Por ejemplo, el agua simboliza el inexorable paso del tiempo y el camino el transcurso de la vida, entendida ésta como un gran viaje en el que cada uno toma su rumbo y vista por el poeta como una experiencia marcada por el azar, el destino que le tocó vivir. Para Machado la poesía es “palabra esencial en el tiempo”. Es, añade, el diálogo de un hombre con su tiempo, con el tiempo de su existencia (con el momento que le toca vivir). El poeta debe captar la esencia de las cosas, como si fuera un filósofo. Machado también nos invita a disfrutar el momento en lugar de estar pensando en el mañana continuamente. Evoca al pasado con la esperanza de inmortalizar en sus poemas esos momentos tan fugaces.
  
   En definitiva, Machado es ejemplo de una persona vanguardista comprometida con el progreso de la sociedad, que dejó una huella indeleble con su legado humanista, poético y filosófico.

Publicado en Heraldo de Soria el viernes 16 de mayo de 2014